Planeta A

¡Piedra, papel y madera!

Cuando un niño o una niña juega, no solo se entretiene. Está adquiriendo una nueva experiencia, que más adelante relacionará con conceptos y valores. Por ello es muy importante elegir con cuidado los juguetes.

Algunos de nuestros juegos.

¿Son iguales todos los materiales?

La experiencia sensorial que aportan los distintos materiales es completamente distinta. Los elementos y materiales naturales, como la piedra, la madera, o la lana, tienen texturas únicas, aromas, tacto, temperaturas determinadas, que hacen que el juego se convierta en una vivencia estimulante. Los juguetes de madera y otros materiales naturales, además, fomentan la imaginación, suelen tener funciones abiertas o variadas, de manera que es el niño o la niña la que pone en marcha sus habilidades para disfrutar del momento.

El plástico, por el contrario, es inerte e invariable, es artificial, es sintético. Los juguetes de plástico suelen tener además una función muy concreta: un botón que enciende una luz, una palanca que activa una música… funciones que no dejan lugar a la imaginación.

Lo bueno es que hoy en día hay alternativas para casi todo. Aquí te dejo algunas:

Alternativas a los juguetes de plástico /Alternative ai gioccatoli in plastica

Si el juguete se puede encontrar en su versión de madera, elígela.

Juguetes como bicicletas, cocinitas e instrumentos son fáciles de encontrar hechos de madera en jugueterías o tiendas online especializadas.

Juguetes de madera de inspiración Montessori y Waldorf.

Y a mí personalmente me gustan mucho los juguetes de inspiración Montessori o Waldorf, que se pueden encontrar en tiendas especializadas en estas disciplinas didácticas, porque suelen ofrecer la oportunidad de desarrollar el juego libre, sin pautas, para desarrollar la imaginación a tope.

El arcoiris por ejemplo, se puede usar para encajar las piezas, para construir torres, para hacer túneles, para emparejar colores con otros objetos… De esta forma, a medida que el niño o la niña va aumentando sus capacidades, puede seguir utilizando el juguete para investigar, y probar nuevas formas de divertirse mientras aprende.

Y vosotros, ¿tenéis alguno de estos juguetes? Conocéis otros juguetes sostenibles que valgan la pena?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *